viernes, 26 de febrero de 2016

CROQUETAS DE BACALAO LIGHT CON SALSA DEL PIQUILLO


Las croquetas son uno de los aperitivos más consumidos, no puede faltar en nuestro recetario español. Son universales ya que se consumen en casi todo el mundo, cada país tiene su receta. 


Los inventores fueron los franceses con su famosa bechamel. Ellos suelen hacerla con mantequilla y yo la hago más ligera, más light, con aceite de oliva virgen extra, con leche desnatada y harina de maiz, salen buenísimas y no hace falta utilizar ingredientes tan calóricos. 



























Ingredientes para las croquetas:


-250 gr de bacalao limpio, desmigado y desalado
-500 ml de leche desnatada
-3 cucharadas soperas de harina de maiz "Maizena"
-3 cucharas soperas de aceite de oliva virgen extra "OLEOESTEPA"
-1 cebolla mediana (si es fresca, tierna o cebolleta, como queráis llamarle, mejor sabor dará)
-2 dientes de ajos (si son frescos mejor)
-un manojo de perejil
-nuez moscada
-pimienta blanca
-un poquitin de sal

Para el rebozado:

-2 huevos o 3 según tamaño
-pan rallado

Ingredientes para la salsa del piquillo:

-3 pimientos del piquillo
-200 ml de leche evaporada desnatada Ideal (NESTLÉ)
-1/2 cebolla
-2 dientes de ajo
-1/2 pastilla de caldo de verduras

Preparación:

Troceamos la cebolla y los ajos bien picaditos, lo ponemos a pochar en una sartén con el aceite de oliva. Cuando la cebolla haya cogido color y este blandita, agregamos el bacalao y lo removemos todo mientras cuece a fuego medio.

Cuándo el bacalao este hecho, apartamos del fuego y le ponemos pimienta, nuez moscada y sal, sin pasaros por si el bacalao suelta algo de sal. Incorporamos la harina de maíz y ponemos otra vez al fuego, hasta que la harina tome color. Es importante se haga un poco la harina y luego las croquetas no sepan a harina cruda.

A continuación añadimos la leche y el perejil muy picadito. Con una cuchara de madera para no rallar la sartén vamos a remover sin parar hasta que llegue el punto de ebullición, para que no se hagan grumos. Para saber cuando esta la masa, es en el momento que va espesando y se desprende de las paredes de la sartén, la masa ya esta en su punto.

Se dejan enfriar, se meten el frigorífico un ratito o hasta el día siguiente. Yo las paso primero pan rallado, luego huevo batido y otra vez pan rallado, en vez de por harina, de esta manera quedan más crujientes.

Preparación de la salsa de piquillo:
Ponemos la cebolla cortada a juliana y el ajo en láminas a pochar, cuándo este blandito añadimos los pimientos y los salteamos todo junto. Retiramos del fuego, lo ponemos en la batidora con un poquito de agua, batimos bien. 

Incorporamos nuevamente a la sartén y añadimos la nata, la pastilla de caldo de verduras y un poquitin de pimienta, dejamos hervir 5 minutos a fuego suave hasta que la salsa espese. Si os gusta fina podéis pasar por el chino.

¡¡Y LISTOOOOO!!.

Ahora a emplatar a vuestro gusto. Podéis acompañar también de alioli, le va genial.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por dejarme tu comentario!