miércoles, 9 de agosto de 2017

BOQUERONES EN VINAGRE


Los boquerones en vinagres es un clásico aperitivo muy español. Aunque no está muy concretado su origen, se dice que fueron los primeros sefardíes asentados en Tartessos, Andalucia, quien inventaron esta peculiar forma de cocinar. 

Es una rica tapa que también podéis degustar en nuestros bares y restaurantes. Se suele servir acompañado de encurtidos: alcaparras o aceitunas y de unas patatas chips y de bebida unas cervezas bien frías o refrescos, en raras ocasiones con vino debido a que al ser un alimento en vinagre interacciona mal dentro de la boca, haciendo mal maridaje. 

En las grandes superficies podéis encontrar tarrinas de plástico de diferentes tamaños, de boquerones en vinagre a las que hay que añadir sólo el ajo y el perejil, pero como las hechas en casa ni punto de comparación. Con esta receta os quedaran unos boquerones blancos y tiesitos.

 Ingredientes: 

-1 k de boquerones 
-300 ml de vinagre de vino blanco 
-100 ml de agua 
-4 dientes de ajo 
-perejil fresco 
-1 cucharada grande de sal 
-aceite de oliva virgen extra "OLEOESTEPA" 

  
Preparacion: 

Limpiamos los boquerones quitandole la cabeza, las visceras y espinas. 


Procedemos a limpiarlos muy bien con agua, removiendolo para que así suelte toda la sangre. Yo suelo darles cinco o seis lavados hasta que los veo casi blancos. 

Ya limpios lo pasamos a un bol con agua e hielo, lo dejamos tres horas, metemos en el frigorifico. Sacamos y escurrimos el agua.

Hacemos la preparación de vinagre, mezclando, el agua, vinagre y sal, removemos y cubrimos los boquerones. Lo ponemos en el frigorifico a macerar 12 o 16 horas. Una vez macerado le quitamos el liquido y escurrimos bien. Ya están blanquitos.

Se colocan los filestes de boqueron en una fuente de cristal o plástico espolvoreamos con el perejil y el ajo muy picadito, cubrimos con el aceite.  


Ahora directamente ya terminados, va al congelador 48 horas o más para eliminar el anisakis (nematodo parásito). 

Cuando vayamos a consumirlos, los sacamos del congelador y al frigorifico. Una vez descongelados sacamos unos minutos antes de servir en la mesa. 

Ésta manera de macerar los boquerones ayudan a conservarse varios días en el frigorifico.